banner-astigmatismo-web.png

Cómo cuidar mi Astigmatismo

Lo primero es realizar un diagnóstico preciso, es decir estar seguro que se trata de astigmatismo y no de queratocono ya que en muchas ocasiones pueden confundirse. Esto se logra mediante la realización de una topografía de córnea y cuando hay dudas de una tomografía corneal.

 

Se debe seleccionar con el médico oftalmólogo la mejor opción de tratamiento para cada caso incluyendo el uso de gafas, de lentes de contacto o de cirugía refractiva mediante láser o mediante el implante de lente intraoculares.

 

Adicionalmente se deben tomar medidas que incluyen el uso permanente de gafas de protección UV, evitar rascar o frotar los ojos, controlar cualquier componente alérgico ocular y asistir de forma permanente a los controles oftalmológicos, siempre asegurándose de utilizar la tecnología requerida para el adecuado seguimiento y vigilancia de la condición.